Cómo planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva

La economía familiar es una parte fundamental de nuestras vidas y afecta directamente nuestra calidad de vida. Sin embargo, muchas personas enfrentan dificultades para planificar y organizar sus finanzas de manera efectiva, lo que puede resultar en estrés y problemas económicos.

Te brindaremos consejos y estrategias para ayudarte a planificar y organizar tu economía familiar de manera eficiente. Veremos cómo establecer metas financieras realistas, crear un presupuesto adecuado, ahorrar dinero de manera efectiva y manejar deudas de manera responsable. Siguiendo estos pasos, podrás tener un mayor control sobre tu economía familiar y alcanzar la estabilidad financiera que deseas.

Conoce tus ingresos y gastos mensuales

Para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva, es fundamental conocer tus ingresos y gastos mensuales. Esto te permitirá tener una visión clara de cuánto dinero entra y sale de tu hogar, y te ayudará a tomar decisiones financieras más informadas.

Una forma sencilla de hacer esto es creando una lista de tus ingresos mensuales. Incluye todas las fuentes de ingresos, ya sea tu sueldo, ingresos adicionales, rentas, entre otros. Es importante ser realista y considerar solo los ingresos regulares y predecibles.

Por otro lado, es necesario hacer un seguimiento detallado de tus gastos mensuales. Puedes dividirlos en categorías como vivienda, transporte, alimentos, entretenimiento, educación, entre otros. Utiliza una hoja de cálculo o una aplicación de presupuesto para registrar cada gasto y sumarlos al final del mes.

Una vez que tengas una lista clara de tus ingresos y gastos mensuales, podrás identificar áreas en las que puedes reducir gastos o en las que puedes aumentar tus ingresos. Esto te permitirá ajustar tu presupuesto de manera más efectiva y tomar decisiones financieras más acertadas.

Recuerda que la planificación y organización de tu economía familiar requiere disciplina y constancia. Es importante revisar regularmente tus ingresos y gastos para asegurarte de que estás siguiendo tu plan y hacer los ajustes necesarios en caso de ser necesario.

Conocer tus ingresos y gastos mensuales es fundamental para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva. Utiliza herramientas como hojas de cálculo o aplicaciones de presupuesto para llevar un registro detallado de tus finanzas y tomar decisiones informadas para mejorar tu situación económica.

Crea un presupuesto realista

Para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva, es fundamental crear un presupuesto realista. El presupuesto te permitirá tener un control claro de tus ingresos y gastos, y te ayudará a tomar decisiones financieras informadas. Aquí te presento algunos pasos para crear un presupuesto efectivo:

1. Calcula tus ingresos

Lo primero que debes hacer es calcular tus ingresos mensuales. Esto incluye tu sueldo, bonificaciones, ingresos adicionales, etc. Si tienes ingresos variables, puedes promediarlos o estimar un rango.

2. Registra tus gastos

Registra detalladamente todos tus gastos mensuales. Esto incluye gastos fijos como alquiler, servicios, seguros, así como gastos variables como alimentación, transporte, entretenimiento, etc. Utiliza recibos, facturas y extractos bancarios para tener un registro preciso.

3. Analiza tus gastos

Una vez que tienes tus ingresos y gastos registrados, analiza en qué áreas estás gastando más y si hay oportunidades de reducir gastos. Identifica gastos innecesarios y prioriza tus necesidades básicas.

4. Establece metas financieras

Define metas financieras a corto, mediano y largo plazo. Estas metas pueden incluir ahorrar para un fondo de emergencia, pagar deudas, adquirir un bien, invertir, entre otros. Establece plazos y montos específicos para cada meta.

5. Asigna categorías y montos a tus gastos

Organiza tus gastos en categorías (por ejemplo, vivienda, transporte, alimentación, ocio, etc.) y asigna un monto estimado a cada categoría. Asegúrate de asignar suficiente dinero a tus necesidades básicas y a tus metas financieras.

6. Ajusta y revisa tu presupuesto regularmente

Revisa tu presupuesto regularmente para asegurarte de que estás siguiendo tus metas y ajusta tus gastos según sea necesario. Puede ser útil utilizar una herramienta o aplicación de presupuesto para facilitar el seguimiento y la gestión.

Recuerda que un presupuesto realista y bien planificado te permitirá tener un mayor control sobre tu economía familiar y te ayudará a tomar decisiones financieras más acertadas. ¡No esperes más y comienza a planificar tu presupuesto hoy mismo!

Establece metas financieras a corto y largo plazo

Para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva, es fundamental establecer metas financieras claras y realistas tanto a corto como a largo plazo. Estas metas te ayudarán a tener un rumbo y a enfocar tus esfuerzos en lograr resultados concretos.

Es importante que las metas financieras que establezcas sean específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un tiempo definido (SMART por sus siglas en inglés). Por ejemplo, en lugar de decir «quiero ahorrar más dinero», puedes establecer una meta específica como «quiero ahorrar $500 al mes durante los próximos 6 meses para crear un fondo de emergencia».

Una vez que hayas establecido tus metas financieras, es recomendable escribirlas y colocarlas en un lugar visible para que te sirvan de recordatorio constante. Esto te ayudará a mantener el enfoque y a no desviarte de tus objetivos.

Crear un presupuesto familiar

El siguiente paso para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva es crear un presupuesto familiar. Un presupuesto es una herramienta que te permite tener un control total sobre tus ingresos y gastos, y te ayuda a tomar decisiones financieras más informadas.

Para crear un presupuesto familiar, primero debes hacer un inventario detallado de tus ingresos mensuales y de todos tus gastos fijos y variables. Los ingresos pueden incluir sueldos, ingresos extras, rentas, etc. Los gastos fijos son aquellos que se repiten mes a mes, como el pago de la hipoteca o el alquiler, la electricidad, el agua, etc. Los gastos variables son aquellos que pueden variar mes a mes, como la comida, el entretenimiento, etc.

Una vez que hayas identificado tus ingresos y gastos, puedes crear categorías para organizarlos de manera más clara. Por ejemplo, puedes tener categorías como vivienda, transporte, alimentación, entretenimiento, ahorros, etc.

Después de tener claros tus ingresos y gastos, debes restar tus gastos totales a tus ingresos totales para obtener tu saldo final. Si el saldo es positivo, significa que estás gastando menos de lo que ganas, lo cual es ideal. Si el saldo es negativo, significa que estás gastando más de lo que ganas y debes hacer ajustes en tu presupuesto para evitar el endeudamiento.

Una vez que hayas creado tu presupuesto familiar, es importante revisarlo regularmente para asegurarte de que estás cumpliendo con tus metas financieras y hacer ajustes si es necesario.

Reducir gastos innecesarios

Una forma efectiva de planificar y organizar tu economía familiar es reducir gastos innecesarios. Esto implica identificar aquellos gastos que no son prioritarios o que podrían ser eliminados o reducidos sin afectar significativamente tu calidad de vida.

Para reducir gastos innecesarios, puedes comenzar por hacer una lista de todos tus gastos y evaluar cuáles de ellos son realmente necesarios. Por ejemplo, podrías reducir los gastos en entretenimiento, como salidas a restaurantes o compras impulsivas, y en su lugar optar por actividades gratuitas o más económicas.

Otra estrategia para reducir gastos innecesarios es comparar precios y buscar ofertas antes de realizar una compra. Puedes utilizar aplicaciones o páginas web que te ayuden a encontrar los mejores precios en productos y servicios.

También es importante revisar tus suscripciones y eliminar aquellas que no estés utilizando o que no te sean realmente útiles. Muchas veces nos suscribimos a servicios que luego olvidamos cancelar y seguimos pagando por ellos sin necesidad.

Reducir gastos innecesarios no significa privarse de todo, sino más bien ser consciente de cómo estás gastando tu dinero y hacer ajustes para utilizarlo de manera más inteligente.

Ahorra e invierte de manera inteligente

Finalmente, para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva, es fundamental ahorrar e invertir de manera inteligente. El ahorro te permitirá crear un fondo de emergencia para imprevistos y también te brindará la tranquilidad de tener un respaldo económico.

Para ahorrar de manera efectiva, es recomendable destinar un porcentaje de tus ingresos mensuales a este fin. Puedes automatizar tus ahorros estableciendo una transferencia automática a una cuenta de ahorros o inversión cada mes.

Además del ahorro, es importante considerar la posibilidad de invertir tu dinero para hacerlo crecer. Puedes investigar y aprender sobre diferentes opciones de inversión, como acciones, bonos, bienes raíces, entre otros, y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y objetivos financieros.

Recuerda que la clave para invertir de manera inteligente es informarte y diversificar tus inversiones para reducir el riesgo. Si no tienes experiencia en inversiones, es recomendable buscar asesoramiento profesional para tomar decisiones más acertadas.

Para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva, es importante establecer metas financieras claras, crear un presupuesto familiar, reducir gastos innecesarios y ahorrar e invertir de manera inteligente. Siguiendo estos pasos, podrás tener un mayor control sobre tus finanzas y alcanzar una mayor estabilidad económica para ti y tu familia.

Ahorra una parte de tus ingresos regularmente

Una de las mejores prácticas para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva es ahorrar una parte de tus ingresos regularmente. Esto te ayudará a crear un fondo de emergencia y a alcanzar tus metas financieras a largo plazo.

Para lograr esto, es recomendable establecer un porcentaje fijo de tus ingresos mensuales que destinarás al ahorro. Puedes comenzar con un 10% e ir aumentando gradualmente a medida que te sientas más cómodo.

Es importante ser disciplinado y cumplir con este ahorro mensual sin excepciones. Puedes automatizar este proceso estableciendo una transferencia automática desde tu cuenta de ingresos a una cuenta de ahorro separada. De esta manera, no tendrás la tentación de gastar ese dinero antes de ahorrarlo.

Establece un presupuesto familiar

El establecimiento de un presupuesto familiar es esencial para planificar y organizar tu economía de manera efectiva. Un presupuesto te permite tener un control detallado de tus ingresos y gastos, lo que te ayudará a identificar áreas en las que puedes reducir gastos y encontrar oportunidades de ahorro.

Para crear un presupuesto familiar, debes comenzar por listar todos tus ingresos mensuales. Esto incluye salarios, ingresos adicionales y cualquier otro ingreso regular que recibas. A continuación, enumera todos tus gastos mensuales, dividiéndolos en categorías como vivienda, alimentación, transporte, entretenimiento, etc.

Una vez que tienes esta lista completa, puedes comparar tus ingresos con tus gastos y hacer ajustes si es necesario. Si tus gastos superan tus ingresos, deberás identificar áreas en las que puedas reducir gastos o buscar formas de aumentar tus ingresos. Recuerda que el objetivo es gastar menos de lo que ganas y destinar el excedente al ahorro.

Elimina deudas y evita nuevas

Las deudas pueden ser un obstáculo importante para mantener una economía familiar saludable. Si tienes deudas, es importante priorizar su pago para liberarte de ellas lo antes posible.

Una estrategia efectiva es comenzar pagando las deudas con tasas de interés más altas, ya que son las que más te costarán a largo plazo. Puedes utilizar el método de «bola de nieve», que consiste en hacer pagos mínimos en todas tus deudas, excepto en la que tiene la tasa de interés más alta. En esta deuda, debes hacer pagos mayores hasta que la hayas pagado por completo, y luego pasar a la siguiente deuda con la tasa de interés más alta.

Además, es importante evitar contraer nuevas deudas innecesarias. Antes de hacer una compra a crédito, evalúa si realmente necesitas el producto o servicio y si puedes pagarlo en efectivo en lugar de endeudarte.

Establece metas financieras

Establecer metas financieras claras y alcanzables es esencial para mantener la motivación y la disciplina en tu planificación financiera familiar. Puedes establecer metas a corto plazo, como ahorrar para unas vacaciones, y metas a largo plazo, como ahorrar para la educación universitaria de tus hijos o para tu jubilación.

Una vez que hayas establecido tus metas, es importante hacer un seguimiento regular de tu progreso y realizar ajustes si es necesario. Puedes utilizar herramientas como aplicaciones móviles o hojas de cálculo para llevar un registro de tus ahorros y gastos, y ver si estás en camino de alcanzar tus metas.

Recuerda que la planificación y organización de tu economía familiar requiere tiempo y esfuerzo, pero los beneficios a largo plazo valen la pena. Al seguir estos consejos, podrás tener una economía más saludable y alcanzar tus metas financieras de manera efectiva.

Prioriza y reduce gastos innecesarios

Una de las claves para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva es priorizar y reducir gastos innecesarios. Esto significa identificar aquellos gastos que realmente son esenciales y aquellos que podrían ser eliminados o reducidos para ahorrar dinero.

Para hacer esto, es útil realizar un análisis detallado de tus gastos mensuales. Puedes hacer una lista de todos los gastos recurrentes, como el alquiler o la hipoteca, los servicios públicos, la comida y el transporte. Luego, examina cada uno de estos gastos y pregúntate si realmente son necesarios o si podrías encontrar formas de reducirlos.

Por ejemplo, podrías considerar cambiar a un proveedor de servicios públicos más económico, reducir el consumo de energía en casa o buscar formas de ahorrar en la compra de alimentos. También es importante evaluar tus gastos discrecionales, como entretenimiento, comidas fuera de casa o compras impulsivas. Estos gastos pueden sumar rápidamente y afectar tu capacidad para ahorrar o cumplir con otros objetivos financieros.

Una vez que hayas identificado los gastos innecesarios, es importante establecer prioridades. Esto significa asignar una cantidad específica de dinero a cada categoría de gastos, según su importancia. Por ejemplo, puedes asignar un porcentaje de tus ingresos para cubrir los gastos esenciales, como vivienda y alimentos, y luego asignar un porcentaje menor para gastos discrecionales.

Además, es importante establecer un límite máximo para cada categoría de gastos. Esto te ayudará a mantener el control sobre tus finanzas y evitar gastos excesivos. Recuerda que la clave está en ser realista y ajustar tus gastos de acuerdo a tus ingresos y objetivos financieros.

Priorizar y reducir gastos innecesarios es fundamental para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva. Realiza un análisis detallado de tus gastos, identifica aquellos que podrían ser eliminados o reducidos y establece prioridades y límites para cada categoría de gastos. De esta manera, podrás ahorrar dinero, alcanzar tus objetivos financieros y tener un mayor control sobre tus finanzas.

Busca formas de aumentar tus ingresos

Una de las formas más efectivas de planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva es buscar formas de aumentar tus ingresos. Esto te permitirá tener más recursos disponibles para cubrir tus gastos y ahorrar para el futuro.

Existen diferentes maneras de aumentar tus ingresos. Puedes considerar buscar un empleo adicional a tiempo parcial, realizar trabajos freelance en tu área de expertise, vender productos o servicios online, o incluso emprender tu propio negocio. La clave está en identificar tus habilidades y recursos disponibles para encontrar la opción que mejor se adapte a ti.

No olvides que al aumentar tus ingresos, es importante también tener una buena gestión de los mismos. Esto implica llevar un control de tus gastos, establecer un presupuesto y destinar una parte de tus ingresos al ahorro y a la inversión.

Recuerda que cada situación familiar es única, por lo que es importante evaluar tus necesidades y metas personales antes de tomar decisiones sobre cómo aumentar tus ingresos. No te olvides de considerar el tiempo y esfuerzo que cada opción requiere, así como los posibles riesgos y beneficios asociados a cada una.

Automatiza tus pagos y ahorros

Una forma efectiva de planificar y organizar tu economía familiar es automatizando tus pagos y ahorros. Esto te permitirá tener un mayor control sobre tus finanzas y evitar olvidos o retrasos en los pagos.

1. Configura pagos automáticos

  • Identifica los pagos que son recurrentes, como el alquiler, la hipoteca, los servicios públicos y las suscripciones.
  • Ingresa a tu cuenta bancaria en línea y configura pagos automáticos para estos gastos. De esta manera, se deducirán automáticamente de tu cuenta en las fechas programadas.
  • Asegúrate de tener suficientes fondos en tu cuenta para cubrir estos pagos cada mes.

2. Establece ahorros automáticos

  • Define un objetivo de ahorro mensual, ya sea para un fondo de emergencia, unas vacaciones o cualquier otro fin.
  • Configura una transferencia automática desde tu cuenta corriente a una cuenta de ahorros en la fecha en la que recibas tu salario o ingresos.
  • Establece un monto fijo o un porcentaje de tus ingresos que se destine automáticamente al ahorro.

Automatizar tus pagos y ahorros te ayudará a evitar la tentación de gastar ese dinero en otras cosas y te asegurará que cumplas tus metas de ahorro.

Mantén un fondo de emergencia

Es importante tener un fondo de emergencia para hacer frente a gastos inesperados. Este fondo debe ser suficiente para cubrir al menos tres meses de gastos básicos, como alimentos, vivienda y servicios públicos.

Para crear este fondo, es recomendable ahorrar un porcentaje de tus ingresos mensuales. Puedes hacerlo automáticamente a través de una transferencia bancaria o establecer un objetivo de ahorro mensual y separar esa cantidad de dinero tan pronto como recibas tus ingresos.

Recuerda que este fondo de emergencia debe estar separado de tus cuentas de ahorro a largo plazo o inversiones. Debe ser fácilmente accesible para que puedas utilizarlo en caso de necesidad.

Consejo: Si ya tienes un fondo de emergencia, revísalo periódicamente para asegurarte de que aún sea suficiente. Los cambios en tus circunstancias personales o económicas pueden requerir un ajuste en la cantidad ahorrada.

Utiliza herramientas y aplicaciones para llevar un seguimiento de tus finanzas

Para llevar un control adecuado de tus finanzas familiares, es fundamental utilizar herramientas y aplicaciones que te permitan hacer un seguimiento detallado de tus ingresos y gastos. Estas herramientas te ayudarán a tener una visión clara de tu situación económica y te permitirán tomar decisiones informadas.

1. Aplicaciones móviles de presupuesto

Existen una gran variedad de aplicaciones móviles que te ayudarán a organizar tus finanzas familiares de manera efectiva. Estas aplicaciones te permiten crear un presupuesto personalizado, registrar tus ingresos y gastos, y recibir alertas cuando estés por exceder tu presupuesto.

Algunas de las aplicaciones más populares incluyen Mint, PocketGuard, YNAB (You Need a Budget) y Goodbudget. Estas aplicaciones son fáciles de usar y te brindan herramientas útiles para controlar tus gastos y ahorrar dinero.

2. Hojas de cálculo

Otra opción es utilizar hojas de cálculo, como Excel o Google Sheets, para llevar un registro detallado de tus finanzas familiares. Puedes crear una hoja de cálculo personalizada donde registres tus ingresos, gastos y ahorros.

Las hojas de cálculo te permiten realizar cálculos automáticos y generar gráficos que te ayudarán a visualizar tu situación financiera de manera clara. Además, puedes compartir la hoja de cálculo con otros miembros de tu familia para que todos estén al tanto de los gastos y metas de ahorro.

3. Programas de gestión financiera

Si prefieres utilizar un programa de gestión financiera más completo, puedes optar por software como Quicken o MoneyWiz. Estos programas te permiten llevar un seguimiento detallado de tus finanzas, realizar presupuestos, analizar tus gastos y generar informes personalizados.

Los programas de gestión financiera suelen ser más completos que las aplicaciones móviles o las hojas de cálculo, pero también requieren una mayor inversión de tiempo y dinero. Sin embargo, si buscas una solución más sofisticada y personalizada, estos programas pueden ser una excelente opción.

4. Utiliza la tecnología para automatizar tus finanzas

Además de utilizar herramientas y aplicaciones para llevar un seguimiento de tus finanzas, también puedes aprovechar la tecnología para automatizar ciertos aspectos de tu economía familiar. Por ejemplo, puedes configurar pagos automáticos para tus facturas recurrentes, establecer transferencias automáticas a tu cuenta de ahorros o utilizar servicios de banca en línea para gestionar tus cuentas.

Automatizar tus finanzas te ayudará a ahorrar tiempo y evitar olvidos, asegurando que siempre estés al día con tus pagos y ahorros.

En resumen

Utilizar herramientas y aplicaciones para llevar un seguimiento de tus finanzas familiares es fundamental para planificar y organizar tu economía de manera efectiva. Ya sea que optes por aplicaciones móviles, hojas de cálculo o programas de gestión financiera, lo importante es encontrar la herramienta que mejor se adapte a tus necesidades y hábitos financieros.

No olvides aprovechar la tecnología para automatizar ciertos aspectos de tus finanzas y facilitar el manejo de tu economía familiar. Con la ayuda adecuada, estarás en el camino hacia una mayor estabilidad financiera y una mejor planificación de tus metas y objetivos económicos.

Revisa y ajusta tu plan regularmente

Es importante revisar y ajustar tu plan de economía familiar de manera regular para asegurarte de que estás en el camino correcto hacia tus metas financieras. A medida que las circunstancias y las necesidades cambian, es necesario adaptar tu plan para garantizar que siga siendo efectivo y te ayude a alcanzar tus objetivos.

Analiza tus ingresos y gastos

Para planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva, es fundamental tener claridad sobre tus ingresos y gastos. Realiza un análisis detallado de tus fuentes de ingresos y de todos los gastos que tienes mensualmente. Esto te permitirá identificar áreas en las que puedes reducir gastos innecesarios y optimizar tus ingresos.

Establece metas financieras claras

Define metas financieras claras y alcanzables para tu familia. Estas metas pueden incluir ahorrar para un fondo de emergencia, pagar deudas, invertir en educación o comprar una casa. Al establecer metas claras, podrás enfocar tus esfuerzos y recursos en alcanzarlas de manera efectiva.

Crea un presupuesto detallado

Una vez que hayas analizado tus ingresos y gastos, es hora de crear un presupuesto detallado. Divide tus gastos en categorías, como vivienda, transporte, alimentación, entretenimiento, etc. Asigna un monto específico a cada categoría y asegúrate de no excederte. El presupuesto te ayudará a controlar tus gastos y a tener un mayor control sobre tu economía familiar.

Ahorra e invierte de manera inteligente

El ahorro y la inversión son fundamentales para garantizar la estabilidad financiera de tu familia. Establece un porcentaje de tus ingresos para ahorrar regularmente y considera diferentes opciones de inversión para hacer crecer tu dinero. Consulta a expertos financieros si es necesario y busca alternativas que se ajusten a tus necesidades y objetivos.

Enfrenta las deudas

Si tienes deudas, es importante hacer un plan para enfrentarlas de manera efectiva. Prioriza el pago de las deudas con tasas de interés más altas y considera opciones como la consolidación de deudas para simplificar los pagos y reducir los intereses. Evita contraer nuevas deudas innecesarias y busca asesoramiento financiero si lo necesitas.

Comunica y trabaja en equipo

La planificación y organización de la economía familiar debe ser un esfuerzo en equipo. Comunícate con tu pareja o miembros de la familia y trabajen juntos para establecer metas financieras comunes y tomar decisiones financieras importantes. La comunicación abierta y honesta es fundamental para lograr una economía familiar saludable y efectiva.

Planificar y organizar tu economía familiar de manera efectiva requiere tiempo, esfuerzo y dedicación. Revisa y ajusta tu plan regularmente, analiza tus ingresos y gastos, establece metas claras, crea un presupuesto detallado, ahorra e invierte de manera inteligente, enfrenta las deudas y trabaja en equipo. Siguiendo estos pasos, podrás tener una economía familiar sólida y alcanzar tus metas financieras a largo plazo.

Preguntas frecuentes

1. ¿Por qué es importante planificar y organizar la economía familiar?

Es importante para tener control sobre tus gastos, evitar deudas y poder ahorrar para el futuro.

2. ¿Cuáles son los pasos básicos para planificar la economía familiar?

Los pasos básicos son: hacer un presupuesto, controlar los gastos, establecer metas financieras y revisar periódicamente el plan.

3. ¿Cómo puedo reducir los gastos en mi hogar?

Puedes reducir los gastos en tu hogar mediante la identificación de gastos innecesarios, la comparación de precios antes de comprar y el consumo responsable de servicios básicos.

4. ¿Cuál es la mejor forma de ahorrar dinero en la economía familiar?

La mejor forma de ahorrar dinero es estableciendo metas de ahorro claras, creando un fondo de emergencia y evitando gastos impulsivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio